Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información

España es un paraíso culinario


España es un paraíso culinario


España no solo ofrece variedad en cuanto a paisajes, gentes y celebraciones populares, sino que también goza de productos muy selectos que la sitúan en el ranking de la cocina mundial. Ya sea en el norte o en el sur, en el este o en el oeste el viajero que se encuentre por nuestro país podrá disfrutar las diferentes especialidades autóctonas.

Hace poco paseando por el puerto deportivo de la ciudad de Ribadeo, en la costa lucense, pude comprobar como un grupo de turistas alemanes y otro de ingleses degustaba unos pinchos acompañados de un albariño. Me acerqué a ellos y entablé una amena conversación con sendos grupos. En el tiempo que estuve intercambiando unas palabras con ellos, pude apreciar cómo en pocos días habían probado casi todos los platos gallegos, desde la sopa de grelos hasta el pulpo con cachelos. Todos afirmaron que en España se comía muy bien y por poco dinero, y que era mucho más fácil acceder a productos de calidad que en otros lugares de Europa. Así pues no van tan equivocadas las campañas de la televisión gallega que tienen como objetivo el desarrollo de la política de calidad de sus productos regionales.

Nuestra cocina no deja indiferente a nadie. Todo aquel que prueba, repite una y otra vez. Es una delicia para el paladar el poder disfrutar de cualquier plato regional o nacional. Los restaurantes y bares de tapeo de cualquier ciudad española se llenan a diario emanando esa alegría y gusto por el buen comer que tanto caracteriza al español. Algunos preferirán sentarse tranquilos en un restaurante y comer un menú de dos platos y postre, mientras que otros se decantarán por irse de tapeo en el madrileño barrio de Las Letras o el Borne de Barcelona. Sobre gustos no hay nada escrito.

Como último punto de este artículo me gustaría recomendar algunos platos que considero representativos y que seguramente agradarán a todo aquel que se disponga a viajar a la Península y pretenda dejarse seducir por una cocina llena de sorpresas y gustos dispares. Espero que el ser catalán con raíces gallegas y asturianas no influya demasiado a la hora de mencionar aquí los siguientes platos, aunque es difícil por no decir imposible ser objetivo al hacer recomendaciones. Como entrantes a buen precio podemos encontrar la empanada, sopa de grelos, la tortilla de patatas, entremeses ibéricos variados, pescado fresco del tipo rodaballo, merluza, rape, lenguado, bacalao o sardinas acompañado de una patata y algo de verdura, sopa con trozos de pollo desmenuzados. Adentrándonos ya en el terreno de los segundos platos se puede disfrutar un cordero asado con un buen tinto de Aranda del Duero, solomillo a la pimienta o conejo con su guarnición, costilla asada, etc. Los postres que aconsejo probar son la tarta de Santiago, la Crema Catalana y las torrijas, entre otros.

¡Espero que os animéis y nos visitéis muy pronto en España!


Compartir en Google+ Facebook Twitter



Lo más Reciente en el Blog




BLOGBLOG
Los archipiélagos de España

20 de julio

Los archipiélagos de España

Paisajes de nuestra Península

15 de julio

Paisajes de nuestra Península

España es un paraíso culinario

25 de julio

España es un paraíso culinario

España es diferente

23 de enero

España es diferente